La educación en los cambios del siglo XXI

La educación se enfrenta a constantes cambios en el siglo XXI

Seis docentes resaltan los tres aspectos más importantes que han aprendido sobre la educación en los últimos 20 años. 

En un foro organizado por la organización Debates de Educación, que pertenece a la Universidad Oberta de Cataluña, docentes expusieron sus 3 aprendizajes más importantes sobre los cambios en el sistema educativo en el siglo XXI. Se tomaron en cuenta los cambios sociales, políticos y económicos alrededor del mundo para destacar los puntos clave que afectan a la educación y cómo estos pueden ser oportunidades de mejora. 

El objetivo es crear una conversación constante sobre la importancia de la educación para preparar a seres humanos críticos y activos en la sociedad. Todo esto utilizando habilidades blandas que les ayuden a los estudiantes a desenvolverse a los cambios del futuro.

Como docentes, el rol está en ser una guía para sus alumnos en este aprendizaje. “Tenemos que escucharlos, observar y volver a escuchar para entender qué saben, qué quieren y qué necesitan, por qué caminos los tenemos que acompañar y qué vías nuevas hay que abrir” dijo uno de los docentes que participó de este debate.

Los siguientes argumentos son los que más impacto tuvieron en el contexto de nuestro país.

1.   La educación debe ser una celebración de la vida

Se necesita entender las necesidades dentro del contexto educativo de cada país, comunidad y colegio. De esta manera, podemos invertir más tiempo buscando cómo mejorar el futuro que arreglando el pasado. Esto se debe basar en el empoderamiento de los niños y jóvenes en convertirse en agentes de cambio, en vez de controlar su forma de aprender. Los docentes deben explorar y convencerse del potencial que tienen sus alumnos de forma individual y colectiva. De esta forma, ellos serán la guía para que cada uno de los estudiantes ocupe un lugar positivo en “un futuro complejo y en constante evolución” (Richard Gerver).

2.   Aprender debe ser divertido

“La educación debe ser una celebración de lo que puede lograrse” con el potencial de los jóvenes. La educación es el camino de descubrir y crear en un mundo de constantes cambios. “El proceso de aprendizaje debe incluir la capacidad de asombrarse y de maravillarse, debe estar lleno de posibilidades, y debe contar con maestros que disfruten enseñando y aprendiendo” (Richard Gerver).

3.   Socialmente debemos aceptar que todos somos responsables de la educación

“Cualquier acto social es un acto educativo” (Pilar Urgidos). Todo lo que vemos en la televisión, los medios de comunicación, redes sociales, juegos virtuales, arquitectura, la publicidad, hasta las conversaciones en familia tienen el potencial de moldear a los jóvenes. Si desde niños tenemos el poder de crear agentes de cambio no debemos perder la oportunidad de tener jóvenes comprometidos, empoderados, educados y felices para enfrentarse a los cambios del siglo XXI. “Detrás de cada decisión y de cada acto social hay un mensaje implícito, auténtico portador del mensaje educativo” (Pilar Urgidos).

4.   La importancia de cada alumno como persona

Los verdaderos protagonistas del sistema educativo, de la sociedad en general, son los estudiantes. Son esas personas que a veces son generalizadas bajo un colectivo, un aula; sin tomar en cuenta la integridad del individuo, como agente de cambio. Se debe considerar a un estudiante “como persona que está en una etapa de su vida, y que evolucionará y se convertirá en miembro de la sociedad en la que vivimos, como aprendiz, como ciudadano” (Joan Badia).

5.   Preparar a los alumnos de hoy para los retos del mañana

Los docentes deben empoderarse y creer en el poder que tiene su profesión sobre los más jóvenes. Ellos son los guías que los enseñan a “afrontar retos, para establecer vínculos positivos, para deshacerse de los negativos, para educar la voluntad y el esfuerzo, para aprender conocimientos y herramientas intelectuales para producir conocimientos, para afrontar los desengaños, para corregir los errores y aprender de ellos, para emprender, para crear e imaginar nuevas situaciones” (Joan Badia). Los docentes son los encargados de preparar a los alumnos de hoy, para los retos del mañana.

6.   La escuela actual está estresada y el modelo educativo en el que se basa esta agotado

El modelo educativo se tiene que adaptar a lo que el siglo XXI exige: las profesiones del futuro. Son esas que la tecnología no puede reemplazar, las que necesitan de liderazgo, empatía y habilidades sociales para ser ejecutadas. Por eso, el modelo educativo tiene que “integrar mediante la experiencia, conocimientos, habilidades, competencias y actitudes que impulse y cree conocimiento, retornando, a la vez, a los elementos básicos y vitales del aprendizaje… significa romper inercias y avanzar juntos hacia entornos desconocidos” (Xavier Aragay).   

Finalmente…

Todos estos aprendizajes son cruciales para crear estudiantes preparados para el siglo XXI. Estos cambios son necesarios para moldear a jóvenes líderes, empáticos, dispuestos a razonar, solucionar problemas, ser solidarios y sobre todo preparados para los cambios del futuro. 

Queremos que las aulas sean un lugar divertido para aprender a ser mejores personas, donde los docentes estén conscientes que el aprendizaje no solo viene del aula, sino del entorno de cada alumno. Queremos que los estudiantes sean considerados individualmente y conocidos por sus habilidades personales y no parte de un colectivo. Estos seis aprendizajes pone en práctica Lab XXI porque sabemos que es necesario aplicar esto en las aulas del Ecuador para tener jóvenes preparados a ser agentes de cambio y ciudadanos del mundo.  

Los docentes que participaron del debate:

Richard Gerver – Ex director de la escuela primaria Grange (Gran Bretaña) y experto en liderazgo, creatividad y cambio organizativo

Pilar Urgidos – directora de la escuela Miquel Bleach de Barcelona

Joan Domenèch – Maestro y director de la escuela Fructuós Gelabert

Joan Badia – Profesor de lengua y literatura en educación secundaria obligatoria

Núria Marín – directora de la comunidad de aprendizaje de la escuela Mare de Déu de Montserrat de Terrassa

Xavier Aragay – Economista y director general de la Fundación Jesuitas Educación

Administrator

Leave a comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.