Comunidad XXI en la frontera ecuatoriana
Edi, capitan del equipo Lab XXI, en Esmeraldas.

“El programa nos ayudó a darnos cuenta de lo que somos capaces, de valorarnos y saber que con lo que tenemos podemos salir adelante aquí y en cualquier parte del mundo. Me ayudó a crecer como persona, a dejar de lado algunos prejuicios que tenemos los adolescentes que vivimos en comunidades alejadas como Maldonado”, cuenta Mireya de 17 años, una de las beneficiarias de Comunidad XXI en Esmeraldas.

Taller de Comunidad XXI en Esmeraldas.

En el proyecto Binacional de Comunidades Protectoras, con el apoyo de UNICEF Ecuador, Lab XXI implementó el programa Comunidad XXI con el objetivo de generar mecanismos de protección comunitaria a través del desarrollo de habilidades socioafectivas en adolescentes y adultos.

Esta es una iniciativa del fondo de Naciones Unidas para la consolidación de paz, que busca generar mecanismos de protección y resiliencia en las poblaciones de los territorios de la frontera colombo ecuatoriana. Trabajamos en las parroquias fronterizas de El Chical y Maldonado, ubicadas en la provincia del Carchi y estamos empezando el programa en los cantones de San Lorenzo y Eloy Alfaro en Esmeraldas.

Conociendo la magia del Ecuador en sus lugares y su gente en el programa de Comunidad XXI

Comunidad XXI es dirigido por jóvenes que son líderes en estas comunidades. Ellos reciben constante capacitación y formación sobre la metodología y actividades por parte del equipo de Lab XXI. Los talleres que lideran tienen alrededor de 30 participantes, por lo general adolescentes entre 13 a 18 años que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Líderes facilitadores de nuestro programa en campo, con Emi y Juanes del equipo en Quito.

Con ellos se implementan más de 16 talleres de formación que se basan en el aprendizaje a través de la experiencia, de manera lúdica y divertida enfocadas en la empatía, liderazgo, creatividad, trabajo en equipo y manejo de energía.

En estos espacios también tratamos temas esenciales para la protección de los derechos de niños y niñas, educación sexual y reproductiva, protección en internet y redes sociales, y diferentes métodos para proponer proyectos de desarrollo y cambio social en sus comunidades.

Edi y nuestra facilitadora estrella, en camino a los talleres de Comunidad XXI.

Para nosotros, es importante que las habilidades que desarrollan los beneficiarios perduren en su comunidad. Por iniciativa de ellos, se han creado espacios con impacto positivo como el taller de danza, yincanas, la promoción del arte y la cultura, talleres de reparación de celulares, cursos de orquideología y pintura, y mucho más.

Pintando murales en Chical y Maldonado en la provincia del Carchi

“Algo que me impactó mucho, fueron los talleres de danza en donde no solo se trata de bailar, sino también conversar sobre cómo nos sentimos, aprendemos a cuidarnos, a respetarnos y a desahogarnos. La danza es algo que me apasiona, me ayuda a olvidarme de todos los problemas y quiero que siga siendo parte de mi vida,” cuenta Mireya que es parte del taller de danza.

Iniciativa creada por los beneficiarios de Comunidad XXI para la prevención y concientización del embarazo adolescente en Esmeraldas.

Estas actividades se hacen con el objetivo de fortalecer los conocimientos aprendidos en los talleres de Comunidad XXI.  Estos espacios buscan fortalecer la integración y el ambiente de cultura de paz, a través de contenidos relevantes y que sean apropiados para la aplicación y fortalecimiento de las destrezas blandas.

Beneficiarios de Comunidad XXI hablando sobre el impacto del programa en una radio local
Administrator

Leave a comment

Please enter comment.
Please enter your name.
Please enter your email address.
Please enter a valid email address.